La Reserva Natural de San Miguel cumplió su cuarto aniversario

Tras las tareas de recomposición del ambiente, hoy pueden observarse casi 90 especies de aves silvestres.

La Reserva Natural Urbana «El Corredor», ubicada en Lebensohn y 20 de Junio, cumplió el sábado cuatro años de su creación en San Miguel.

Se trata de un gran espacio verde construido por el municipio en conjunto con distintas escuelas y organizaciones, que desde el primer día busca recuperar el contacto con la naturaleza y ofrecer al vecino un lugar de esparcimiento y educación ambiental.

El intendente Jaime Méndez y el subsecretario de Ambiente, Santiago Piaggio, recorrieron la reserva y las nuevas instalaciones sanitarias, que fueron realizadas mediante un Taller de Construcción Sustentable.

Gracias a ese tipo de bioconstrucción, los baños reutilizan agua de lluvia para los inodoros; un biodigestor para el tratamiento cloacal, del cual se obtiene biogás para calentar agua y cocinar, y un biofertilizante que sirve para la producción de plantas nativas.

También visitaron la laguna, creada el año pasado en el espacio que antes ocupaba el chatarrero judicial. Tras las tareas de recomposición del ambiente, hoy pueden observarse casi 90 especies de aves silvestres, que no se ven en cualquier lugar, como pollonas negras, macá de pico grueso, junquero, hocó colorado, cuervillo de cara pelada y pico de plata, entre otras.